lunes, 21 de abril de 2008

Virus del Papiloma Humano (Enfermedad sexual)

Virus del Papiloma Humano
Los papilomavirus humanos (HPV) son un grupo diverso de
virus ADN que infectan la piel y membranas mucosas de humanos y de variedad de animales. Se han identificado más de 100 diferentes tipos de HPV. Algunos tipos de HPV pueden causar condilomas mientras otros infecciones subclínicas, resultando en lesiones precancerosas. Todos los HPV se transmiten por contacto piel a piel. Entre 30 y 40 HPV se transmiten típicamente por contacto sexual, infectando la región anogenital. Algunos tipos de transmisión sexual de HPV (tipos 6 y 11), pueden causar verrugas genitales. Sin embargo, otros tipos de HPV que pueden infectar los genitales no causan ningunos signos apreciables de infección. Una persistente infección con un subgrupo de cerca de 13 HPV sexualmente transmitidos, llamados «de alto riesgo», incluyendo a los tipos 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 68 —que son diferentes de los que causan verrugas— pueden favorecer el desarrollo de CIN (neoplasia cervical intraepitelial), VIN (neoplasia vulvar intraepitelial), PIN (neoplasia peneana intraepitelial), o AIN (neoplasia anal intraepitelial). Esas son lesiones precancerosas y pueden progresar a cáncer invasivo. Una infección de HPV es un factor necesario en el desarrollo de casi todos los casos de cáncer cervical. Un papanicolaou (Pap) cervical con pruebas de ADN de HPV, se usa para detectar anormalidades celulares y la presencia de HPV. Esto permite la remoción localizada quirúrgica de condilomatos y/o lesiones precancerosas antes del desarrollo de cáncer cervical invasivo. Aunque el amplísimo uso del Pap ha reducido la incidencia y letalidad del cáncer cervical en países en desarrollo, aún la enfermedad mata varios centenares de mujeres por año mundialmente. Gardasil, una vacuna HPV recientemente aprobada, bloquea la infección inicial contra varios de los tipos más comunes de HPV sexualmente transmitidos, lo que puede hacer decrecer la incidencia del HPV en generar cáncer. Enfermedades inducidas por el HPV Verrugas cutáneas Verrugas comunes: algunos tipos "cutáneos" de HPV, como las HPV-1 y HPV-2, causan verrugas comunes; encontradas con frecuencia en manos y pies, pero pueden aparecer en otras áreas, como rodilla y codo. Estas verrugas tienen una superficie característica de coliflor, y típicamente elevada ligeramente por encima de la piel circundante. Los tipos cutáneos de HPV no suele causar usualmente verrugas genitales y no se asocian con el desarrollo de cáncer. Verrugas plantares se encuentran en la base del pie; y crecen hacia adentro, generalmente causando dolor al caminar. Verrugas subunguales o periunguales se forman debajo de la uña (subungual), alrededor de la uña o en la cutícula (periungual).Pueden ser más difícil de tratar que otras verrugas de diferentes lugares. Verrugas planas: se ubican comúnmente en los brazos, cara o nuca. Como las verrugas comunes, estas planas se presentan más en niños y adolescentes. En personas con la función inmune normal, estas verrugas planas no se asocian con el desarrollo de cáncer.
Verrugas genitales Las
Verrugas genitales o anales (condilomata acuminata o verrugas venéreas) son el más fácil signo reconocido de infección de HPV genital. Aunque hay una amplia variedad de tipos de HPV que pueden causar verrugas genitales, los tipos 6 y 11 dan cerca del 90% de todos los casos. Mucha gente que adquiere verrugas genitales asociadas con tipos de HPV, resuelve la infección rápidamente sin siquiera desarrollar verrugas u otros síntomas. Se puede transmitir el virus a otros aún si no se han desplegado ningunos de los síntomas de infección. Sin embargo, en la vasta mayoría de casos, esta no es causa de no hacerse adecuados tests rutinariamente administrados. Los tipos de HPV que tienden a causar verrugas genitales no son los mismos que causan cáncer cervical. Sin embargo, desde que un individuo puede infectarse con múltiples tipos de HPV, la presencia de verrugas no es regla de que esté ausente la posibilidad de la presencia de tipos de alto riesgo del virus. Cáncer
Cerca de una docena de tipos de HPV (incluyendo los tipos 16, 18, 31, 45) se llaman de tipos de "alto riesgo" debido a que pueden disparar un
cáncer cervical. o también cáncer anal, cáncer vulvar, cáncer de pene. Varios tipos de HPV, particularmete el tipo 16, han sido hallados asociados con carcinoma orofaríngeo de células escamosas, una forma de cáncer de cabeza y cuello, (en inglés). Los cánceres inducidos por HPV con frecuencia tienen secuencias virales integradas en el ADN celular. Algunos de los genes "tempranos" de HPV, como E6 y E7, se conocen de actaur como oncógenos promoviendo el crecimiento tumoral y la transformación a maligno. La proteína p53 previene el crecimiento celular en presencia de ADN dañado primariamente a través del dominio de la proteína X asociada con BCL-2 (BAX) (que bloquea los efectos de la antiapoptósis del receptor BCL-2, (en inglés) mitocondrial. En adición, el p53 también sobreregula la proteína p21, bloqueando la formación del complejo ciclina D/Cdk4, y así previniendo la fosforilación de RB y, a su vez, haciendo titubear la progresión del ciclo celular por prevenir la activación de E2F. Abreviando, p53 es un gen supresor tumoral que arresta el ciclo celular, cuando hay ADN dañado. Las proteínas E6 y E7 trabajan inhibiendo los genes supresores de tumores, en tal proceso: E6 inhibe p53, mientras E7 inhibe a p53, p21, y a RB. Una historia de infección con uno o más tipos de HPV de alto riesgo, se cree ser un prerrequisito para el desarrollo de cáncer cervical (y la vasta mayoría de las infecciones HPV no son de alto riesgo); de acuerdo a la "Sociedad Estadounidense de Cáncer, ACS", las mujeres sin historia de virus no desarrollan ese tipo de cáncer. Y, la mayoría de las infecciones de HPV son resueltas rápidamente por el sistema inmune y no progresan a cáncer cervical. Debido a que el proceso de transformar células cervicales normales en cancerosas es lento, el cáncer ocurre en gente que han sido infectadas con HPV por un largo tiempo, usualmente una década o más. Los HPV sexualmente transmitidos también pueden causar la mayor fracción de cáncer anales y aproximadamente el 25% de cáncer de boca y garganta (orofaringe). Este último comúnmente presente en el área de las amígdalas, y el HPV se enlaza con el incremento de cáncer oral en no fumadores. El contacto de sexo anal o de sexo oral con una pareja sexual infectada de HPV puede incrementar el riesgo de desarrollar esos tipos de cánceres. Transmisión perinatal
Aunque los tipos genitales de HPV son a veces transmitidos de madre a hijo durante el nacimiento, la aparición del HPV genital relacionado con enfermedades en recien nacidos es rara. La transmisión perinatal de tipos de HPV 6 y 11 pueden resultar en el desarrollo de
papilomatosis respiratoria recurrente juvenil (JORRP). La JORRP es muy rara, con tasas de cerca de 2 casos por 100.000 niños en EE. UU. Aunque esa tasa de JORRP es sustancialmente mayor si la mujer presenta verrugas genitales al tiempo de dar a luz, el riesgo de JORRP en tales casos es menor al 1%. Vacuna preventiva
El
8 de junio de 2006, la FDA aprobó Gardasil, una vacuna profiláctica contra el VPH comercializada por Merck & Co., Inc. Los ensayos clínicos de la vacuna, realizados entre mujeres adultas con una mediana de edad de 23, mostraron protección contra la infección inicial por los serotipos 16 y 18, que en conjunto causan aproximadamente un 70% de los cánceres de cérvix. Estos serotipos de VPH también causan tumores anorrectales tanto en mujeres como en hombres. El ensayo también mostró una eficacia del 100% frente a infecciones peristentes, no sólo frente a las agudas. La vacuna también protege contra los serotipos 6 y 11, causantes del 90% de las verrugas genitales. Las mujeres pueden ser vacunadas en un rango de edad de entre 9 y 26 años, aunque menores no formaron parte del ensayo clínico. Se espera que GlaxoSmithKline busque la aprovación como vacuna profiláctica para los tipos HPV 16 y 18, a principios del 2007,y conocida como Cervarix. Puesto que la actual vacuna no protegerá a las mujeres frente a todos los serotipos de VPH que causan cáncer cervical, es importante que las mujeres sigan con las pruebas de citología y Papanicolau, incluso después de haber recibido la vacuna. Por otra parte, el Centers for Disease Control and Prevention (CDC) recomienda la vacunación a aquellas mujeres ya infectadas por el VPH. La vacuna no tienes efectos colaterales, con excepción de dolor alrededor del área de inyección. La FDA y la CDC consideran a la vacuna completamente segura. No contiene mercurio, thimerosal ni virus atenuados (solo virus muertos). Merck & Co., Inc, el manufacturador de Gardasil, continua con los test a mujeres que han recibido la vacuna para determinar su eficacia sobre un periodo de vida. Tanto hombres como mujeres son portadores del VPH. Para erradicar la enfermedad, eventualmente los hombres tendrán que ser vacunados. Hoy por hoy se están llevando a cabo estudios para determinar la eficiencia de vacunar niños con la vacuna actual. La vacuna (comúnmente conocida como Gardasil) se administra en 3 dosis a lo largo de 6 meses con un coste de unos 300€. La CDC recomienda a mujeres entre 11 y 26 años que se vacunen, aunque niñas de incluso 9 años pueden verse beneficiadas. El 26 de octubre de 2007, el gobierno del Reino Unido anunció que todas las mujeres a partir de los 12 años serían vacunadas contra el VPH gratuitamente, en el contexto de un programa con un presupuesto de 100 millones de libras. Para el 2009, esta vacuna se encontrará dentro del programa estándard de vacunación en el Reino Unido. Preservativos
El
Centers for Disease Control and Prevention (centro para el control y prevención de enfermadades) afirma que "Aunque no se conoce exactamente el efecto de los preservativos en la prevención de la infección por VPH, el uso de preservativo se ha asociado con una tasa más baja de cáncer de cérvix, enfermedad en directa relación con el HPV." De acuerdo con Marcus Steiner y Willard Cates en el New England Journal of Medicine, "la protección que ofrecen los preservativos no puede ser cuantificada exactamente”. Sin embargo, en un estudio en el mismo ejemplar, de 82 mujeres universitarias seguidas en la práctica clínica habitual durante 8 meses, la incidencia de VPH genital fue 37.8 por 100 pacientes-año entre las mujeres cuyas parejas empleaban preservativo en todas sus relaciones sexuales, frente a 89.3 por 100 pacientes-año en aquéllas cuyas parejas empleaban preservativo en menos del 5% de las relaciones. Los investigadores concluyeron que "entre mujeres que empiezan a ser sexualmente activas, el uso constante del preservativo en sus relaciones por sus parejas parece ser que reduce el riesgo de infección por HPV cervical y vulvovaginal." Otros estudios han sugerido que el uso regular del condón puede limitar efectivamente la insistencia y esparcimiento de HPV hacia otras áreas genitales en individuos ya infectados. Y, el uso del condón puede reducir el riesgo que individuos infectados desarrollará hacia cáncer cervical o desarrollo de "anormalidades" genitales. Planned Parenthood (padres amorosos), recomienda el uso del condón con el fin de prevenir el riesgo de contagio de HPV. Síntomas
Algunos de los síntomas más importantes que sugieren la presencia de virus del papiloma humano son: Irritaciones constantes en la entrada de la vagina con ardor y sensación de quemadura durante las relaciones sexuales (se denomina
vulvodinia) Pequeñas verrugas en el área ano-genital: cérvix, vagina, vulva y uretra (en mujeres) y pene, uretra y testículos (en varones). Pueden variar en apariencia (verrugas planas no visibles o acuminadas si visibles), número y tamaño por lo que se necesita de la asistencia de un especialista para su diagnóstico. Alteraciones del Papanicolaou que nos habla de que en el cuello del útero hay lesiones escamosas Intraepiteliales (zonas infectadas por VPH, que pueden provocar cáncer) Tratamiento
Muchas víctimas de verrugas HPV relatan el éxito que usa el
vinagre de manzana orgánico (con acidez de 5%). Se aplica a las áreas infectadas una toalla de papel humedecido en vinagre, y se asegura con cinta adhesiva. Las personas que registraron los mejores resultados dejaron la toalla de papel empapada durante horas, o incluso durante toda la noche. El resultado es que la verruga gira brillante blanca en colores, y después de varios tratamientos, comienza a girar negra y morir, tarde o temprano pelar. Muchos usuarios relatan el éxito que mezcla el ACV con las pequeñas cantidades de ajo y el aceite de árbol de té también preparando la solución. el aceite, que humedece la piel ayudando en el retiro de verrugas HPV.

2 comentarios:

Camila dijo...

Hola, te escribo porque necesito ayuda. me han encomendado un trabajo de biología sobre esta enfermedad. me gustaría saber el nombre y tipo de agente patógeno de esta enfermedad. Si tu tienes, o no, alguna información al respecto, por favor házmelo saber. (en este mismo blog)
muchas gracias.

Anónimo dijo...

I like use viagra, but this no good in my life, so viagra no good.